Páginas vistas en total

Elige tu idioma

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

sígueme en las redes sociales

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

MIS LIBROS EN BUBOK

MIS LIBROS EN BUBOK
¡¡¡Descubre mi estantería!!!

Buscar en este Blogs con google

seguir buena noticia facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

31.8.17

LA IGLESIA Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

LA IGLESIA Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

  

      Silvio Sassi expresó : “La comunicación... se ha convertido en cultura... en cultura global”. En el fondo esta expresión está en sintonía con Marshall McLuhan cuando afirmaba que “el medio de comunicación es el mensaje”. 

    El Papa Francisco, en la audiencia del día 22 de Septiembre del 2015, ante los participantes en la Asamblea del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, aseguró que es importante "la atención y la presencia de la Iglesia en el mundo de la comunicación", para dialogar con los hombres y llevarles al encuentro con Cristo.

     El Papa Francisco animó a utilizar las nuevas tecnologías y medios, pero subrayó que lo importante es el mensaje y no "la adquisición de sofisticadas tecnologías, aunque sean necesarias para una presencia actual y significativa".

    Ocurre a menudo que el mensaje cristiano se queda anclado en las periferias de los medios de comunicación social, y esta ausencia lo único que provoca en el receptor es la sensación de su no-existencia y su poca relevancia en el tejido social, reduciendo su presencia al ámbito de lo privado y los templos.

    Hoy, más que nunca, a la Iglesia se nos exige que integre el mensaje esencial del Evangelio en una cultura, cada vez más audiovisual y más cohesionada por los medios de comunicación social, contemplando al mundo como una “aldea global” (Marshall McLuhan), y como dice el Papa Francisco, "lograr introducirse en el diálogo con los hombres y mujeres de hoy, para comprender sus expectativas, sus dudas, sus esperanzas".

www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

EL SER HUMANO



EL SER HUMANO 


Cuando un ser humano nace viene potencialmente con todo lo necesario para triunfar en la vida y ser una persona autorrealizada y auténtica. Ahora bien, circunstancias familiares y sociales, unidas a un psiquismo defectuoso, hacen que surjan partes fragmentadas en la personalidad del individuo.

Es una necesidad del individuo integrar estas partes fragmentadas y desarrollar un núcleo de confianza en sí mismo, al mismo tiempo que conquistar un método para analizar y comprender su comportamiento. La clave para superarse continuamente un individuo no es otro que el conocimiento acerca de sí mismo para ir eliminando progresivamente complejos e inseguridades, y culminar en una confianza en sí mismo, manifestada en tomar sus propias decisiones y sentimientos.

Vivimos en un mundo donde cada vez brotan más dependencias y es difícil una integración de la personalidad. En efecto, el ansia de comunicación de nuestro tiempo, la tortura psicológica del paro, la tendencia a relegar las grandes utopías e ideales en beneficio de un visión economicista, la reducción de la verdad a pura opinión, la rapidez vertiginosa de los "ritmos culturales", el pasotismo forzado y provocado de muchos mayores y jóvenes, la pérdida de esperanza en la salvación parcial de una reestructuración política y económica,.... hacen que el individuo, insertado en un grupo humano concreto, pierda seguridad en sí mismo potenciado por una visión fatalista y pesimista de la historia e incluso de su propia realidad vivida, acrecentando la depresión como un desajuste emocional y "desadaptación a la realidad concreta"..

            Todas las instituciones públicas deberían estar al servicio de una mayor integración en su entorno, al mismo tiempo que le posibilitara sentirse protagonista de su propia historia, potenciando una mayor autoestima de los ciudadanos mediante una mayor cooperación en los asuntos políticos, conferencias sobre temas candentes en el panorama nacional e internacional, y ayudándole, no por medios represivos, a ir conquistando una verdadera libertad respetando a los demás.




www.marinaveracruz.net


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

30.8.17

UNA ACTITUD BÁSICA: LA CONVERSIÓN

UNA ACTITUD BÁSICA: LA CONVERSIÓN

     
        La vida no siempre alcanza las metas esperadas y el aroma del pecado se deposita en nuestra alma como si esperara de inmediato alejar al ser humano de la ruta determinada.

      La vida cristiana está llamada permanentemente a crecer y a perfeccionarse. Por esta razón, la actitud propia y específica es vivir en conversión.
La conversión nos recuerda que nuestro referente no es otro que el Santo y nuestra vocación es la santidad, y que la mediocridad y la acomodación se instalan a menudo en nuestra vida.

     Benedicto XVI decía que la conversión a Cristo es la respuesta más eficaz al mal: “…Cristo invita a responder al mal ante todo con un serio examen de conciencia y con el compromiso de purificar la propia vida… La conversión vence al mal en su raíz, que es el pecado, aunque no siempre pueda evitar sus consecuencias” (11-05-2007).

     Reconocer la llamada a la santidad conlleva la condición de sentirnos pecadores en nuestra experiencia religiosa ante la inmensidad de la misericordia y la compasión del Santo, Dios.

    Simón Pedro, ante la llamada de Jesús de “remar mar adentro y echad vuestras redes para pescar” (Lc 5,4) y la consiguiente pesca milagrosa, se sintió sobrecogido y exclamó: “Aléjate de mí, Señor, que soy un pobre pecador” (Lc 5,8b).

    ¡Cómo resuenan en nosotros las palabras de Jesús: “habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no tengan necesidad de conversión” (Lc 15,7)!

    ¡Cómo brilla en el interior de cada uno de nosotros: “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rom 5,20b)!

    ¡Cómo sabemos que la conversión a Cristo es la respuesta más eficaz a la semilla del mal y al florecimiento de la maldad, y la aspiración permanente a la santidad!

     Ser santos es lo importante que lleva al ser humano más allá incluso de la meta moral que consiste en construir un "hombre auténtico y realizado". Los santos palpan de vez en cuando la perfección suprema de Dios y nos recuerdan a los humanos que el mal puede ser vencido solamente con sacrificio, constancia y confianza.

     Ser santos es la grandeza del ser humano que reconoce que el evangelio solamente puede transformar las raíces de la sociedad y de la humanidad, anclados a menudo en la tierra de la propiedad privada, el lucro y el poder. ¡Sí, adquirir, poseer y lucrar son los derechos sagrados e inalienables del individuo en nuestra sociedad y los santos nos recuerdan que todo eso debe ser superado y triturado por el amor!

    Ya lo decía Madre Teresa de Calcuta que "la santidad consiste en hacer la voluntad de Dios con alegría... La fidelidad forja a los santos”.

    ¡En este día, por favor, recuerda que la santidad es solamente esto, hacer la voluntad de Dios con alegría, y necesitamos la conversión, que “vence al mal en su raíz, que es el pecado, aunque no siempre pueda evitar sus consecuencias” (Benedicto XVI)!


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

28.8.17

EL CRISTIANISMO ES UNA PERSONA

EL CRISTIANISMO ES UNA PERSONA

    

      Juan Pablo II, en el Primer encuentro de la juventud católica Suiza que aconteció el 5 y 6 de Junio del 2004, decía: “El Cristianismo es una persona, una presencia, un rostro: Jesús, que da sentido y plenitud a la vida del hombre... No tengáis miedo de encontraros son Jesús. Es más, buscadle en la lectura atenta y disponible de la Sagrada Escritura, en la oración personal y comunitaria; buscadle en la participación activa en la Eucaristía; buscadle al encontraros con un sacerdote en el sacramento de la Reconciliación; buscadle en la Iglesia, que se os manifiesta en los grupos parroquiales, en los movimientos y en las asociaciones; buscadle en el rostro del hermano que sufre, que tiene necesidad, o que es extranjero”.

   Ante la pregunta: ¿Qué es lo más característico del Cristianismo?..., podrían darse muchas respuestas como el amor al prójimo, la revelación de Dios como Padre de todos los hombres, la resurrección de los muertos, la organización jerárquica de la Iglesia...., pero serían respuestas parciales. Lo verdaderamente esencial y particular del Cristianismo es una persona, Jesús de Nazaret (su propia existencia, sus palabras y obras, su muerte y su triunfo sobre la muerte, la resurrección). En definitiva, el Cristianismo no es una ideología o un código de verdades a las que es preciso adherirse para salvarse, sino un encuentro vital con Jesús de Nazaret, el Dios con nosotros.

   Recuerda unas palabras magníficas de Benedicto XVI en la Catequesis sobre San Cirilo de Alejandría: “la fe cristiana es ante todo encuentro con Jesús, una persona que da a la vida un nuevo horizonte… Dios es eterno, nació de una mujer y permanece con nosotros todos los días. Vivimos con esta confianza y en ella encontramos el camino de nuestra vida” (3-10-2007).

   Cada cristiano debe buscar y encontrarse con Jesús, y hallar desde Él razones para esperar, para confiar y para vivir... En definitiva, una serie de elementos para interpretar críticamente su propia existencia y los hechos que ocurren a su alrededor.

   La instancia crítica última para el cristiano no es la familia, ni el derecho, ni la moda, ni las masas populares, ni las costumbres de los pueblos...sino Jesús de Nazaret, muerto y resucitado.  El es quién desenmascara el profundo ateísmo (vivir sin Dios) de muchos aparentes creyentes, desautoriza cualquier autoridad que no sea servicio a los demás y respeto a las minorías, critica falsas piedades que "con el descuido de la educación religiosa, o con la exposición inadecuada de la doctrina, o incluso con los defectos de su vida religiosa, moral y social, han velado, más que revelado, el genuino rostro de Dios y la religión" (G.S.19).


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

26.8.17

COMPADECERSE DEL OTRO



COMPADECERSE DEL OTRO

         

         Dios nos libre de aquellas personas que no se compadecen de nadie y que no les importa el sufrimiento ajeno. Se repiten continuamente: “Yo tengo mis propios problemas. Allá cada uno con su vela”.
       Los que no se compadecen de nadie en el fondo no aman a nadie y sólo buscan en el mundo alguna emoción que les haga olvidar su desnudez y su avaricia egoísta que les empobrece enormemente.

     Bertold Brecht escribió este maravilloso y sorprendente texto, que nos recuerda el daño que nos hacen la indiferencia y los prejuicios: “Primero se llevaron a los comunistas pero a mí no me importó porque yo no era. Enseguida se llevaron a los obreros pero a mí no me importó porque yo tampoco era. Después detuvieron a los sindicalistas pero a mí no me importó porque yo no soy sindicalista. Luego apresaron a los curas pero como no soy religioso tampoco me importó. Ahora me llevan a mí pero ya es tarde”.

      ¡Dios nos conceda en este día el don maravilloso de compadecernos hasta de las piedras y esta compasión nos llevará más allá de nuestro ego, haciendo nuestro el lema evangélico: “Todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas” (Mt 7,12)!

       ¡Siente como tuyos los sufrimientos de los demás porque “Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo” (G.S. 1)!

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes. 

LA DIMENSIÓN RELIGIOSA






 La dimensión religiosa constituye un elemento decisivo y fundamental del ser humano, y olvidarla tiene grandes consecuencias para la sociedad y para el hombre mismo.


    Creer en Dios y reconocerlo como el “Totalmente Otro” enlaza con uno de los esfuerzos humanos de mayores consecuencias: la búsqueda de sentido global a la propia existencia, al curso de la historia y al conjunto de la realidad.
    Creer en Dios como el único Señor de nuestra vida y la llamada a “amarlo con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente, con todo nuestro ser” nos lleva a un equilibrio mental de envergadura: relativizar a las cosas, a las personas y a uno mismo.

    Gilbert K. Cherstentom, escritor británico, decía con razón: “lo malo de que los hombres hayan dejado de creer en Dios no es que ya no crean en nada, sino que están dispuestos a creer en todo”.


www.marinaveracruz.net


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

24.8.17

QUIERO SER UNA VIDRIERA

QUIERO SER UNA VIDRIERA

  





        El amor de Dios, manifestado plenamente en Jesucristo, constituye toda la esencia misma de la Revelación. “Dios nos ama” es el clamor fundamental que recorre desde el origen hasta el final  del Cristianismo, y que reivindica su gran aportación en el tejido social.

   Hay que señalar que admitir la salvación como don y como gracia de Dios conlleva cierto sacrificio y esfuerzo por llevar una vida concorde a su voluntad, pero subrayemos que no la conseguimos por esfuerzo sino por como gracia. Ante este amor misericordioso, el creyente responde por la fe, que, en el fondo, es la respuesta libre
 y obediente a un Dios que se comunica en amor.
  Agradecido por este amor desproporcionado, el creyente teme defraudarlo, y aquí radica el “temor de Dios”.

   Un joven se acercó a una capilla. Se dirigió al Sagrario, se arrodilló y, casi sin levantar la cabeza, oró así: “Señor Jesús, Tú lo puedes todo. Tú conoces mi miseria y las oscuridades de mi corazón . Sin Ti la vida sería menos amable, menos auténtica, menos solidaria y menos plena.
Tú conoces mis pasos vacilantes y mis pobrezas. Pero, a pesar de todo, siento en mi interior que me llamas a seguir tus pasos, hacer mío tu proyecto de salvación y de liberación.
Quiero ser una vidriera para dejar traspasar tu luz y tu presencia en mis ambientes, no siempre favorables a tu oferta y a tu proyecto.
   En el libro de los Proverbios, el autor bíblico dice así: “Seis cosas hay que aborrece Yahveh, y siete son abominación para su alma: ojos altaneros, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, corazón que fragua planes perversos, pies que ligeros corren hacia el mal, testigo falso que profiere calumnias, y el que siembra pleitos entre los hermanos” (Prov 6, 16-19). ¡Señor mío, purifica mi mente, limpia mi lengua, sana mis sentimientos y hazme tuyo!
   Hazme todo tuyo, y, aunque a veces mi vida es “si, pero…”, deseo que en esos momentos, cuando caminos con pasos vacilantes y con grandes indecisiones, no me abandones a mi suerte.

www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

VIVIR EL PRESENTE



VIVIR EL PRESENTE

     
     




        Jesús de Nazaret nos invita a vivir el presente como manifestación y presencia de Dios en la vida de cada uno de nosotros, y nos urge: “Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal” (Mt 6,34).

    La mayoría de las veces no vivimos el presente como una oportunidad para hacer el bien y para conseguir nuestra propia realización personal. La mayor parte de las veces suspiramos por un futuro incierto y proyectamos todos nuestros deseos hacia ese mañana, que se nos manifiesta nublado, dejando que el presente pierda su resplandor. Y nos olvidamos que “la mejor manera de ser generosos con el futuro es entregárselo todo al presente” (Camus).

    Sólo el que vive el momento presente sin olvidarse del pasado no caerá en la nostalgia “inerte y sentimental”…. No seas nostálgico del pasado, pensando que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. 
     Sólo el que vive el momento presente sin olvidarse del futuro no será un “iluso y evasivo”, porque “hablar del futuro sólo es útil si nos hace actuar ahora” (E. F. Schumacher).
   Sólo el que vive la vida como si todo dependiera de ese momento encontrará razones paratransitar en este mundo, porque “la vida te dará multiplicado lo que tú le des a ella” (J. Barrás).

   ¡Cuando estés al borde de la angustia y quisieras parar las horas del reloj en un acontecimiento feliz, susurra a tu corazón estas maravillosas palabras de Gabriel García Márquez, escritor colombiano, Premio Nobel de la Literatura: “No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió”!

   Recuerda que “cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para sonreír” (B.C.R); por eso mismo, “¡Aprovecha este día! Aprovéchalo porque es la esencia misma de tu vida” (Kalidasa).


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

20.8.17

ALTOS VUELOS


ALTOS VUELOS



        Jesús de Nazaret decía a sus oyentes en el Sermón de la Montaña: “vosotros sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial” (Mt 5,48).

        Frente a tantas mediocridades y modelos bajos vuelos, identificaciones y miradas cortas que nos hacen encerrarnos en nuestro propio egoísmo, Jesús nos llama a la perfección máxima, a desarrollar todas nuestras capacidades y talentos.

         Superarnos y desarrollar todos los dones que se nos han concedido es la “mejor de las batallas” y la aspiración de cada ser humano abierto a la vida y a la grandeza de Dios





Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

19.8.17

LA EXPERIENCIA DE UN CONVERSO


LA EXPERIENCIA DE UN CONVERSO





    Nunca supo realmente cómo fue. De inmediato, la ira que invadía su cuerpo se transformó en un amor apasionado e interesado hacia el Nazareno.

    Desde aquel momento le parecía rastrero y poco humano aquel juicio y ataque ideológico hacia todo lo cristiano en nombre de sus creencias judías. Había pasado, de inmediato, casi en minutos, de una violencia mordaz a una compasión hacia todo lo opuesto a sus creencias. Verdaderamente ¿quién era él para convertirse en el juez del mundo si “sólo Dios es el juez de la verdadera grandeza porque El conoce los corazones de los hombres?” (Gandhi).

    Supo desde entonces que aquella transformación interna no era algo causal ni una evolución intelectual de natural factura, sino que en ella había acontecido la especial intervención del Dios vivo, misterioso y eternamente Otro.

    Hasta entonces las conversiones les parecían lejanas y poco convincentes, pero ahora la vivía en sus propias carnes y en su más íntimo centro. Y jamás dudó de su experiencia íntima en pro de Jesús, el Nazareno.

www.marinaveracruz.net


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

LA MISERICORDIA DE DIOS


LA MISERICORDIA DE DIOS



    Un comandante del ejército comentaba a su amigo sacerdote: "Si la Iglesia predicara más sobre la compasión y la misericordia de Dios tendría a los hombres y mujeres de hoy a sus pies".

     Esta observación debe de hacernos conectar con el ansia del hombre actual de encontrar una dimensión espiritual que lo reconcilie consigo mismo y lo lance hacia cuotas cada vez más perfectas de felicidad y de liberación.

     Los hombres y mujeres de hoy, demasiados fragmentados en sus adentros y pocos entusiastas de sí mismos, añoran sin saberlo una pizca de misericordia que los haga sentirse más realizados y puedan sentir en sus aposentos interiores un sentido global último que los reconcilie con la vida.
     De vez  en cuando miran más allá de las estrellas un Alguien que se haga cercano sin saber con certeza que ese Alguien dormita en su interior y se manifiesta en los prójimos menos convincentes y en los rostros menos evidentes.

    Sin la misericordia, el hombre corre en busca de la competencia y entra en la ley de la jungla, dominada por la violencia y la desolación, el vacío y la muerte, la desesperanza y el sin sentido.

www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.


14.8.17

SER MÍSTICO



SER MÍSTICO


        

         Karl Rahner decía que el cristiano será un místico o no será cristiano.
         Ya sabemos que la mística supone una relación personal de amistad entre el creyente y Dios. Un camino de oración y sacrificio, encuentro y relación para conseguir la unión profunda con Cristo.
         Un encuentro de amistad que nos lleva a comprometernos con los que nos rodean y con la tarea de construir un mundo en sinfonía con el proyecto liberador de Dios.






www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

13.8.17

LA KÉNOSIS DE DIOS


LA KÉNOSIS DE DIOS




     Para comprender la vida toda de Jesús es necesario situarla en la dinámica del amor. El amor es el único camino que humaniza al hombre de ayer, hoy y mañana. Sin el amor jamás la historia saldrá de los escondrijos del egoísmo y la envidia, la violencia y la desolación.

    La  maldad se deposita en el corazón del hombre y los alacranes de la angustia se esconden en el interior, pero el amor lo limpia y su luz invisible ilumina los secretos más ocultos.

    El amor jamás encuentra su fundamento en la vida finita del hombre, porque su origen está más allá de lo inmanente y más íntimo que la empatía misma, porque el amor es  s "paciente, servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta" (1 Cor 13, 4-7).

    La expresión máxima del amor es el rostro de Dios mismo, que se abaja en su propia dignidad y grandeza para elevar al hombre hacia Él.

   Esta Kénosis   divina es la que enmarca toda la encarnación de Dios, asumiendo desde su propia inmutabilidad las categorías de espacio y tiempo en su más íntima dinámica. Y toda Kénosis tiene dos direcciones: Uno que abaja al Dios vivo hacia el hombre asumiendo la pobreza y la debilidad de la finitud, y otro que hace elevar al hombre hacia la esfera de Dios como un gran camino de divinización.

    En  Cristo, verdadero Dios y verdadero hombre, se dan estas dos direcciones fantásticas de la Kénosis divina.

www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

UNA IGLESIA CAPAZ DE CURAR HERIDAS

UNA IGLESIA CAPAZ DE CURAR HERIDAS




       El Papa Francisco realizó una entrevista al jesuita Antonio Spadaro, director de la revista jesuita "Civiltá Cattolica", y ha reclamado una "Iglesia capaz de curar heridas y consolar corazones".

       He recordado vivamente, ante la petición del Papa Francisco de que la Iglesia haga un acompañamiento a las personas y con misericordia, la Plegaria Eucarística VI b.
       La Plegaria eucarística VI b, dedicada a Jesucristo, nuestro camino, es una plegaria fantástica y un reclamo para la unión plena con Jesucristo, nuestro hermano y salvador. Ella posee unas palabras de fuego que deberían ser escritas en nuestro corazón y depositadas en nuestros labios, al tiempo que deberían ser los mejores pensamientos que pudiéramos tener en nuestra vida: “Danos entrañas de misericordia ante toda miseria humana, inspíranos el gesto y la palabra oportuna frente al hermano solo y desamparado; ayúdanos a mostrarnos disponibles ante quien se siente explotado y deprimido.
      Que tu Iglesia, Señor, sea un recinto de verdad y de amor, de libertad, de justicia y de paz, para que todos encuentren en ella un motivo para seguir esperando”

       ¡Maravilloso consejo del Papa Francisco y las indicaciones de la Plegaria Eucarística VI b, que nos recuerdan con cuánto afán tenemos que suspirar entrañas de misericordia ante toda miseria humana, y que tener el gesto y la palabra oportuna  serán el mejor reclamo para  una vida llena del amor de Dios y atención al prójimo!

www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

LA PAZ ES EL CAMINO



LA PAZ ES EL CAMINO






       Alber Einstein decía: “Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: La paz”. La aspiración para conseguir la paz entre los pueblos ha sido uno de los ideales y utopías del hombre. Sin embargo, esta misma aspiración contrasta con la realidad mundial y con la misma memoria histórica de la existencia  humana en nuestro diminuto planeta.

        La paz no es solamente ausencia de guerra, sino que la verdadera paz se cimenta en la justicia y en la solidaridad. Desde este planteamiento ético, la desigualdad socio-económica entre las distintas partes del planeta y la división entre países desarrollados y países en vías de desarrollo son un atentado contra la misma existencia de la paz. ¡Cómo resuena las palabras de Cristo en esta época tan sellada de violencia: “Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mt 5, 9)!

         La denuncia de la guerra como un "azote" que obstaculiza la estabilidad y el equilibrio cultural de los pueblos, es urgente en este tiempo nuestro. Esta denuncia conlleva al mismo tiempo la desautorización de la carrera de armamentos. Afirmar que la auténtica paz debe ir unida a la justicia, no solamente personal o individual sino colectiva y planetaria, es atacar la “ley de la selva”, es decir, el dominio de los más fuertes o más adinerados en una sociedad dejando al margen y en desigualdad de oportunidades a los menos favorecidos.

      La auténtica paz debe ir unida necesariamente a la solidaridad y a la preocupación por el bien de los demás, en especial de las grandes masas de pobres que se hallan dispersos por el planeta. ¡Y cómo bien decía Antoine de Saint-Exupery: “Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor”.

     ¡Verdaderamente necesitamos reclamar una época donde la justicia sea la carta de presentación de los pueblos y la paz sea la credencial de las personas!
     ¡Verdaderamente necesitamos un amanecer donde la violencia sea silenciada y ocultada en la más oscura mazmorra!

       Pienso que el mantenimiento de la paz y la solidaridad conlleva una colaboración económica con los países en vías de desarrollo, la necesidad de perpetuar la identidad y el patrimonio cultural de los pueblos, la denuncia cada vez más afianzada de la violación de los derechos humanos y una preocupación más decidida para educar a los humanos para defender la paz, la auténtica paz que aúna justicia, libertad y respeto hacia los demás, sobre todo a los que tienen opiniones distintas….

     ¡Si, “No hay camino para la paz, la paz es el camino” (Mahatma Gandhi)!
Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

JESÚS DE NAZARET, EL GRAN SEDUCTOR



JESÚS DE NAZARET, EL GRAN SEDUCTOR




     Jesús de Nazaret era un seductor que atraía a la gente con su palabra, sus gestos, su vida, y, sobre todo, con su mirada.
     Está convencido que “quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación” (proverbio árabe).

     ¿Acaso crees que lo que transformó a la mujer adúltera fueron sus palabras? ¡No! Lo que verdaderamente la hizo liberarse y redimirse de su experiencia pasada fue la mirada cautivadora y compasiva de Jesús.
    ¿Acaso crees que lo que hizo volver al leproso fue el saboreo de las palabras de aquel hombre profeta que lo mandó a presentarse a los sacerdotes del templo y en el camino quedó curado? ¡No! Lo que verdaderamente le hizo salir en busca de Jesús fue su mirada limpia, que le hizo comprender que “cada día es el mejor del año” (Ralph W. Emerson).

    Aquí estamos nosotros, reclamando al menos  una mirada trascendente que nos reconcilie con la vida y con los otros.

www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

12.8.17

LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES



LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES





     Solamente la verdad podrá sacarnos de nuestra esclavitud y nos hará superar la escandalosa falsedad y apariencia del mundo y de nuestras relaciones humanas, en multitud de ocasiones ancladas en la mentira y el engaño.

    La  humanidad, hombre y mujer, es la que importa y debe ser redimido en su integridad de su apariencia y engaño.

     
De nada sirven que los ideólogos de la sociedad anclen sus dardos de falsedad en el devenir histórico de la humanidad porque la grandeza humana será al final manifestada desde lo “Totalmente Otro” y desde el dinamismo sorprendente del Espíritu que nos llevará sin remedio hacia el “Punto Omega” (Theilard de Chardin).

    Los arpegios del alma suenan cuando a la hora más inesperada se ancla en la orilla invisible de Dios y la hace purificarse por momentos.

www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

10.8.17

LOS RASGOS DE JESÚS DE NAZARET

LOS RASGOS DE JESÚS DE NAZARET

        

       En una reunión de catequesis un catequista preguntó qué rasgo de Jesús era el más admirado por los hombres y mujeres de hoy.
        Un joven comentó que su acogida y cercanía con los pecadores y pobres de su tiempo era el rasgo que más admira el hombre actual.
        Otro joven subrayó que su cualidad más auténtica era la de utilizar un lenguaje cotidiano y popular para expresar los grandes misterios del Reino de Dios.
         Otro joven sugirió que lo más impresionante de Jesús fue la relación íntima con Dios Padre y su imagen de un Dios misericordioso y compasivo, tierno y cercano, que no desentonaba en la fiesta ni en la vida de la gente.
        Una joven relató que lo más fantástico de Jesús era su equilibrio personal para no dejarse entusiasmar por los elogios de los suyos y el desprecio de sus enemigos.
          Pero otro joven comentó: lo que más admiro de Jesús fue su descarada libertad y este rasgo se concretó en su relación con sus amigos, autoridades religiosas y políticas, familia y tradiciones, etc.

        En definitiva, la libertad es la dimensión que más valoro y el que más admira el mundo de hoy.


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes. 

8.8.17

NOS RESISTIMOS A DESAPARECER


BUENA NOTICIA es un blog de reflexión personal de Francisco Baena Calvo en el marco del Cristianismo. Un blog católico que personalmente creo que vale la pena conocer. Si deseas conocer más sobre el Cristianismo como manifestación sublime del espíritu humano no dudes en entrar en este Blog. Pretenden ser unas reflexiones que tienen en cuenta los valores humanos y cristianos que emanan del Evangelio, de la fe en Jesucristo y del Credo de la Iglesia. Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

      NOS RESISTIMOS A DESAPARECER








    
El hombre se resiste a desaparecer para siempre y cuando se impone toda desesperanza, entonces, de inmediato, brota, desde el mismo corazón del hombre, una rebeldía que le impulsa a hacer creíble su esperanza.
Más allá del tiempo, en ese espacio sin tierra y sin nombre, dónde las horas no existen y la eternidad se hace perenne, nos volveremos a encontrar y seremos regenerados por el Amor. Esa esperanza es el arma que nos mantendrá despiertos en esta tierra y la antorcha que hará soportable nuestros pasos.
El Papa Benedicto XVI, en la Oración del Ángelus del 1 de Noviembre del 2006, afirmaba: “…para nosotros, los cristianos, “vida eterna” no indica una vida que dura para siempre, sino, más bien, una nueva calidad de existencia, plenamente inmersa en el amor de Dios, que libra del mal y de la muerte, y nos pone en comunión sin fin con todos los hermanos y las hermanas que participan del mismo amor.
Muchos hombres y mujeres pasaron por la vida con la sola intención de violentar y de hacer daño a todo lo que les rodeaba y murieron tristes cuando el Eterno les exigió la vida, pero otros amaron todo cuanto les rodeaba, y en la hora de su partida sonrieron gustosamente porque eran devuelto a la armonía final con todo lo creado y al abrazo compasivo del Misterio, que se manifiesta sin sobresaltos en las huellas del Nazareno.

www.marinaveracruz.net


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

7.8.17

LA AVENTURA DE SER CRISTIANO






LA AVENTURA DE SER CRISTIANO 


La verdadera aventura de ser cristiano: ¡Atrévete!!!






www.marinaveracruz.net


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

3.8.17

MOCHILA PARA LAS DIFICULTADES

MOCHILA PARA LAS DIFICULTADES



      Kant sentenciaba que “tres cosas ayudan a sobrellevar las dificultades: la esperanza, el sueño y la risa”.

       La esperanza parte de un presupuesto básica: aún no se ha escrito la última palabra, y el triunfo del bien se anticipa en la historia.

   El sueño es el aroma que perfuma el alma en su andadura histórica y genera en ella el convencimiento de que cada momento es la oportunidad para empezar de nuevo.

     La risa es el arte supremo de reírse de uno mismo y compartir las alegrías de la vida con los demás, aunque sea en situaciones adversas y tristes.

     Conozco personas que han vivido situaciones horribles y lo único que le han hecho permanecer íntegros han sido la esperanza, el sueño y la risa.

www.marinaveracruz.net


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

Datos personales

Conóceme un poco más