Páginas vistas en total

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Datos personales

MIS LIBROS EN BUBOK

MIS LIBROS EN BUBOK
¡¡¡Descubre mi estantería!!!

10.8.16

DIOS ES PURIFICADO EN NUESTRA ALMA

DIOS ES PURIFICADO EN NUESTRA ALMA
   Dios es purificado en el más profundo centro del alma. Un rasgo de Dios es su inmutabilidad, pero la vida del que cree cambia muy a menudo y se percibe de manera diferente en el transcurso de la existencia.
   La creencia en Dios es personal, y contemplada desde perspectivas muy existenciales y radicalmente psicológicas, pero la fe tiene que ser purificada desde los interrogantes más hirientes y el clamor más intenso.
   No tengáis miedo a esa sospecha interna que pone en cuestión hasta los más diminutos cimientos y cuestiona la misma fidelidad a un Credo.
   Y es en tu espíritu donde el seguimiento y la fidelidad al Misterio se forjan y se purifican sin remedio, porque bien sabemos que cuando se desmorone de tu cabeza y de tu existencia un “dios” lo único que puede comprender es que ha sido destruido afortunadamente una imagen falsa del Dios invisible y sorprendente, fascinante y tremendum, pleno y absolutamente otro. Efectivamente, Dios es purificado en nuestra alma y desvelado en el silencio.
   Cuando sientas en las fibras interiores la misericordia divina para tus obras, palabras, omisiones y actitudes entonces entra la llama encendida de la sonrisa a tu vida, en ocasiones repleta de vacíos.
   Cuando la vida, en ocasiones fatigosa y cansada, te haga llorar recuerda que hay Alguien más grande que tus lágrimas y más poderoso que aquello que hizo estallar en tu corazón la desesperación y el vacío.
   Cuando los arpegios de la soledad desean que sean tocados en tu corazón recuerda que Alguien ha sellado tu existencia a la pasión y muerte de Cristo.
   Cuando sientas que la vida te ha dejado fuera del tiempo recuerda que Alguien, que está más allá del tiempo y del espacio, ha deseado hablar a tu corazón, y ése es el único diálogo que quiere hacer Dios con el hombre.
    ¡Cuántas personas han alcanzado el grado óptimo de la reconciliación interior con el mundo y con ellos mismos cuando han sentido, desde un clima profundo de conversión, que el perdón es posible, que su vida andrajosa es valiosa a los ojos de Dios y que levantarse es más importante que caer!
   ¡Cuántas personas han descubierto que su fe tiene que ser purificada donde el seguimiento y la fidelidad al Misterio se forjan sin remedio!

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

CANAL DE YOUTUBE

Conóceme un poco más