Páginas vistas en total

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Datos personales

MIS LIBROS EN BUBOK

MIS LIBROS EN BUBOK
¡¡¡Descubre mi estantería!!!

5.7.17

LLAMADOS PARA EL AMOR

LLAMADOS PARA EL AMOR




    Dijo  el profeta: "En el principio existía el Amor, y el Amor se expandía llenando de vida la sombra. Todo fue creado por el Amor, dejando su impronta en todo lo existente, y el Amor lo penetraba todo y lo invadía todo. Todo se hizo por Amor y sin Amor no se hizo nada de lo que se ha hecho. El Amor llenó todo lo creado, infundiéndole su impulso creador y su armonía".

    Muchos hombres y mujeres olvidaron este principio, y los profetas recordaban la exigencia primera para volver a Él. Predicaban por encima de todo volver: volver a la razón misma de todo lo existente y al encuentro de Aquel que “nos atrae con correas de amor”...Y desde ahí, la fe adquiría su frescor primero y su dinamismo original.

    Los profetas no dejaban de recordar que la fe es confiar y responder al ofrecimiento y radicalidad al “Amor primero”, la luz original que nos ayude a soportar las propias oscuridades.

    Los profetas decían que “puesto que es Dios quien nos ha amado primero, ahora el amor ya no es sólo un “mandamiento”, sino la respuesta al don del amor, con el cual viene a nuestro encuentro” (Benedicto XVI. Deus Caritas est, 1)… ¡Recuerda con J. Gaillot que Dios te ama desde muy dentro, y su presencia te acompañará siempre: "Muy pronto tuve la sensación de que Dios me amaba, y esta experiencia espiritual, muy honda, no ha desaparecido jamás. Sensación de estar acompañado por una presencia"!...

   Cuando la vida, en ocasiones fatigosa y cansada, te haga llorar recuerda que hay Alguien más grande que tus lágrimas y más poderoso que aquello que hizo estallar en tu corazón la desesperación y el vacío.

   Cuando los arpegios de la soledad desean que sean tocados en tu corazón recuerda que Alguien ha sellado tu existencia a la pasión y muerte de Cristo.

   Cuando sientas que la vida te ha dejado fuera del tiempo recuerda que Alguien, que está más allá del tiempo y del espacio, ha deseado hablar a tu corazón, y ése es el único diálogo que quiere hacer Dios con el hombre.

   Cuando el vaso se llene de problemas reza: ¡Oh, Dios, dame luz para ver, ciencia para saber, y valor para transitar mi camino virgen!




Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. 
Compártelo en las redes.

CANAL DE YOUTUBE

Conóceme un poco más