Páginas vistas en total

Elige tu idioma

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

sígueme en las redes sociales

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

MIS LIBROS EN BUBOK

MIS LIBROS EN BUBOK
¡¡¡Descubre mi estantería!!!

Buscar en este Blogs con google

seguir buena noticia facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Aprendiz de poetas-DESEOS DE ETERNIDAD

DESEOS DE ETERNIDAD
FRANCISCO BAENA CALVO


Ficha Técnica del libro
Autor: Francisco Baena Calvo
Nº páginas: 80
Tamaño: 150 x 210
Interior: Blanco y negro
Maquetación: Pegado
Acabado portada: Brillo
ISBN eBook en PDF: 978-84-686-8103-0
ISBN Acabado en rústica: 978-84-9916-847-0

****************************

*************

PRÓLOGO




               No resulta fácil prologar lo que expresa el alma del poeta y menos cuando pone de manifiesto la hondura espiritual que le        caracteriza.
               En DESEOS DE ETERNIDAD encontramos ese anhelo de lo divino y lo humano que mueve a un sentido de justicia  engendrado al calor de la Escritura: "...he oído el clamor de mi     pueblo...." (Ex 3,7) y que Francisco Baena Calvo expone con fuerza y belleza literaria en su poema "ENCUENTRO MÍSTICO": "... Y el corazón de los pobres mira en el cielo una señal que deje patente el clamor de la justicia".
               Su vitalidad interna, su gusto por el estudio le posibilita un conocimiento de la literatura de todos los tiempos que le lleva a que sus poesías vayan precedidas por el sentir de los grandes místicos, así como de los poetas, humanistas y teólogos que han ido marcando los pasos de la historia hacia una mayor comprensión del ser   humano, de sus angustias y esperanzas. Fuentes en la que bebe el autor y desde la que da cauce a ese torrente abundante que le brota cada día de la contemplación de Dios y del mundo.
               Francisco Baena tiene alma de profundo humanista, un  interés por el hoy de la historia que le lleva en una de sus reflexiones para la radio decir "cuando reces coge el breviario y el periódico". Su proyección trascendente nos alienta a vivir un cristianismo  radical, propio de los amigos y seguidores de Jesús, que le lleva a descubrir si nuestra vida "cabe en el Padrenuestro".
               Con Francisco Baena Calvo he recorrido caminos, he          compartido el sabor amargo de una lágrima y la experiencia  entrañable de la alegría. Ahora, al reflexionar y orar con "DESEOS DE ETERNIDAD" se afianzan mis anhelos y gusto por el Absoluto.
               Doy gracias por este hermano y amigo, sacerdote,  que sabe hacer de puente entre Dios y nuestro mundo.

María de la Luz Córdoba. Religiosa Filipense



___________________

INTRODUCCIÓN


Querido lector:

               La dimensión espiritual ocupa un papel importante en la vida del creyente de ayer, hoy y siempre. Y el desarrollo integral del ser humano insiste en la integración de todas las dimensiones desde una perspectiva interdisciplinar y amplia.

               La religión, hoy más que nunca, se inserta en la búsqueda de sentido global en la vida de los hombres y en el corazón de los  hombres está la semilla de la eternidad, la sed del Eterno, la "llama encendida" que nos recuerda que el hombre es un "ser relacional" y que sólo desde esta dimensión de apertura al Otro encontrará  respuesta de sentido al conjunto de la realidad, al curso de la             historia y a la propias preguntas existenciales últimas.

           Hago mías unas palabras de Wiesel, uno de los  supervivientes del holocausto judío, Premio Nóbel de la paz: "No puedo concebir mi vida sin Dios. Mi relación con El va desde la    confianza más auténtica a la rebeldía más manifiesta. Entiendo la vida contra Dios pero nunca sin Dios". Efectivamente, la vida de los humanos de todos los tiempos ha encontrado sus mejores hijos e hijas desde esa vinculación profunda y existencial con el Eterno, y desde El han comprendido que su vida había sido dada para ser  entregada, compartida, sacrificada y purificada en la esfera del    prójimo, alternando las dimensiones más humanas con los sueños más sueños.

         Desde Dios la confianza hacia el otro no se rompe y nos lanza hacia metas insospechadas. Bien sabemos que lo esencial en la fe no es el rito externo ni tan siquiera el credo religioso particular, sino el encuentro confiado con el Misterio. Muchos hombres y  mujeres alcanzaron la conversión y rozaron la plenitud mientras otros aún no han salido de la desconfianza, el egoísmo y el ateísmo.

         La creencia tiene argumentaciones que escapa de las especulaciones racionales y científicas, pero no por eso menos ciertas. La creencia religiosa es comprendida más por el corazón que por la mente, aunque "tenemos que dar razón de nuestra fe a todo el que la pida".

Muchos hombres y mujeres anclados en el ateísmo dudaron en su "noche interior" y miraron al cielo para encontrar una señal que les manifestara la existencia de Dios, y alcanzaron la dicha de la fe. Otros aparentes creyentes aún no han salido de la mediocridad y la fe es en su vida solamente una mediocre ideología cargada de minusvalías y recelo contra el mundo. 
                                                           
Recuerdo en este momento a una mujer grande, Edith Stein, carmelita que murió el 9 de agosto del año 1942 en el campo de exterminio de Auschwitz. Edith estuvo siempre preocupada por la búsqueda de la verdad, al igual que San Agustín, y después de buscarla en los estudios filosóficos, ¡recordad que fue discípula y ayudante de Husserl!, la encontró en la sabiduría de la Cruz, después de leer la Vida de Santa Teresa de Jesús. Ella representa, en palabras del Papa Juan Pablo II el día de su beatificación el 1-5-l987, "una dramática síntesis de nuestro  siglo".

               DESEOS DE ETERNIDAD es un libro de poesías religiosas desde Jesucristo, el Salvador, el Dios con nosotros.
               En Jesucristo se condensan las aspiraciones de los hombres de todos los tiempos al tiempo que se plasman las esperanzas de siempre.
               Estoy convencido que Jesucristo asume el dolor de los   hombres en su propia cruz y recoge las ilusiones de todos los    hombres en su propio martirio. Todos los poemas están llenos de  oración, petición, clamor, rebeldía y confianza. Solamente así la fe personal dará respuesta a la vida de cada hombre y cada mujer.
               Solamente te pediría que no tengas prejuicios y descubras que este libro es el resultado de un creyente que se pone en presencia del Misterio para alcanzar las cotas de la eternidad y ofrecerle los suspiros del mundo.



                          JUSTICIA APOCALIPTICA.




                                   "La teología...es la esperanza de que la injusticia
                                    que caracteriza al mundo no puede permanecer así,
                                    que lo injusto no puede considerarse como la última palabra...
                                       Soy cada vez más de la opinión de que no se debería hablar
                                    de anhelo, sino de miedo de que Dios no exista"
                                                           (M. HORKEIMER)




Creo en el combativo palpitar de mi corazón
que estalla cada día ante la injusticia
y deja de soñar un poco tardíamente
cuando viene el recuerdo a la mente.

Creo en el torbellino ajetrear de las cosas
que dejan gimiendo la espera ante un futuro más prometedor
y araña lentamente la creencia
cuando el afligido suspira una oración.

Creo en la rebeldía salpicada de amores
que anhelan cada momento nuevos horizontes
y más allá de este duro aprendizaje
cuando la muerte bese todo lo existente.

Creo en la justicia para la víctima de la injusta historia
que clama día y noche un juicio sin retraso
y más allá de este dominio
cuando traspasemos el umbral de lo palpable.


________________



   CREO EN DIOS



                                 "¡Credo, ergo sum; creo, luego existo!"
                               (BLAISE PASCAL)





Sin Dios la historia sería cruel,
tan cruel como el verdugo sin piedad,
tan cruel como el viaje a ninguna parte,
que deja anticipos a media asta
para agonizar un poco después.

Sin Dios el hombre sería un lobo,
tan lobo como aquellos de las manadas,
tan lobo como los enemigos sin misericordia,
que deja víctimas a su paso
para levantar mausoleos un poco después.

Sin Dios el mundo sería un eterno retorno,
tan eterno como el silencio de las piedras,
tan eterno como la violencia de los pueblos,
que deja cansancio en el centro
para crear evasiones un poco después.

Sin Dios la justicia sería un engaño,
un engaño como las justificaciones sin fundamento,
un engaño como la ruta de la historia,
que deja aire en los pulmones
para expulsar gritos un poco después.


__________


ETERNAMENTE AMADO



                                        "Cuando un hombre se sabe amado,
                                         ya no es el mismo.
                                         Y cuando se sabe divinamente amado,
                                         está salvado"
                                             (ELOI LECLERC)






El vuelo de lo eterno riza el alma
en los jardines de lo íntimo
y en pleno éxtasis se une al amado
de lo lejano a las manos.

Yo quiero sentir la presencia
de ese abrazo tan hondo
y dejar de perderme en la angustia
de los humanos en su historia.

Se acerca la serena confianza
muy cerca de las preguntas
y allí, entre las sombras,
viene la llama a la leña.

Yo quiero dejar acariciarme
de la salvación un poco
y arrinconar la grieta
de los sufrimientos perennes.

 _________________


ENCUENTROS MISTICOS



                                      "Gocémonos, Amado,
                                       y vámonos a ver en tu hermosura
                                       al monte y al collado
                                       do mana el agua pura;
                                       entremos más adentro en la espesura"
                                                (SAN JUAN DE LA CRUZ)




¿Qué tienes tú que cada día nos visitas
cuando la mañana bosteza muy cerca
y se abre despacio junto al ritmo de la vida
que viene risueña entre lo creado?

¿Qué pides tú que en medio de las faenas te adentras
cuando los sueños dan paso a la vigilia
y se callan muy pronto las pasiones de la noche
que cabalgan silenciosos entre los vientos?

¿Qué traes tú que dejas tu presencia en lo vivo
cuando el dulce palpitar de las cosas reclama quien lo admire
y los humanos danzan en las cunetas de la existencia
que hacen olvidar por momentos el dolor?

¿Qué tienes tú que sólo nos dejas largas esperas
cuando el presente reclama un gran quizá
y el corazón de los pobres mira en el cielo una señal
que deje patente el clamor de la justicia?

_______________

JESUS MAESTRO



"Jesús ocupa en mi corazón el lugar de un gran maestro
de la humanidad que ha influido considerablemente en mi vida.
Yo digo a los hindúes que su vida sería imperfecta, si no estudian
con reverencia la doctrina de Jesús.."
(GANDHI)


Sin Ti el mundo sería túnel,
un túnel sin salida a la luz,
que todo le pertenece, casi sin notarse,
hasta que el alba lo despide.

Sin Ti la risa sería una máscara,
una máscara sin alas de solidaridad,
que trata de esconder sus vergüenzas
hasta que la lágrima suspira un beso.

Sin Ti la esperanza sería engaño,
un engaño sin combate,
que todo le desespera, casi sin despertar,
hasta que el cansancio la sepulta.

Sin Ti el latir del corazón sería huido,
huido sin solidaridad hacia abajo,
que galopa en medio del miedo
hasta que la escarcha dance en el alma.

_______________


DIOS INVISIBLE




"Los cristianos sólo conocemos a Dios tal como éste
se nos ha revelado en Jesús"
(W. PANNENBERG)




Aquí, en la esfera cristalina cercana de las cosas,
lejano de los sueños, en el instante milenario,
acojo en una sola mirada ocular,
el combativo ajetrear de lo inerte
con un torbellino palpitar de las rocas,
entrelazadas con miles de maleza,
coronadas de encinas y pinares.

Y mientras la brisa besa el espacio
acurrucándose en los huecos de la tierra,
señorea la cálida figura de la luna,
tan alta en el aire,
tan solitaria en la lejanía,
mientras tú disimulas la ausencia.

Yo no sé bien si tu mirada te pertenece
pero es tan pasajera, tan viajera,
cual se tratara de un peregrino en el tren,
que todo lo vigila sin detenerse,
sin saber muy bien su destino,
entre los recuerdos y los olvidos.

Y mientras la sombra invade la montaña,
tú te adueñas de los matices,
tan risueña como la crecida de un río,
tan invisible como el aire,
que se marcha sin aún haberse detenido.

 ______________

INSATISFECHOS


"Lo que más vale en el hombre es su capacidad
de insatisfacción. Si algo divino posee es precisamente
su divino descontento"
(ORTEGA Y GASSET)





¿Por qué, Dios mío, Señor de los abismos,
no cae azufre en el camino de espinas,
muy cerca de las raíces, en la esencia de los pueblos,
cuando los sufrimientos reabren sus puertas,
muy en el fondo de los humanos?

¿Por qué, Dios mío, dueño de los sueños,
no crece amor en el huerto de los verdugos,
muy cerca de los impostores, en los corazones deshechos,
cuando el orante en la noche abre sus manos,
muy en el interior de los aposentos?

¿Por qué, Dios mío, conquistador de los silencios,
no corre justicia en las venas del planeta,
muy cerca de la existencia, en los huecos de los vivos,
cuando los hermanos arrasan parentescos,
muy en los latidos de los niños?

¿Por qué, Dios mío, peregrino de los espacios,
no perdura la risa en la vida de paso,
muy cerca de los amigos, en el calor de la cena,
cuando el combate diario se desvanece en el pecho,

____________




BÚSQUEDA ARDIENTE


"¿Adónde te escondiste,
Amado, y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste
habiéndome herido;
salí tras ti clamando y eras ido"
(SAN JUAN DE LA CRUZ)




Si pudiera alcanzar tus manos invisibles en la noche
cuando los lobos feroces de lo dentro aúllan de miedo
y los duendes del alma suspiran en silencio
entonces podría decir que mi búsqueda no era inútil.

Si alcanzara tus labios encendidos en los rezos
cuando los salmos se hacen gaviotas en el pensamiento
y las palabras palomas mensajeras del deseo
entonces podría decir que mi oración alcanzó la fuente.

Si hilvanara tus mil mundos cosidos en la memoria
cuando la herida suspira hondo sin dejar consuelo
y los versos claman un laberinto de pasiones
entonces podría decir que mi vida no ha sido en vano.

Si pudiera subir despacio a lo más alto del abismo
cuando los temores reclaman un signo sin paciencia
y las sospechas humedecen el poco espacio creyente

entonces podría decir que mi misión ha sido cumplida.



___________



UNA SEÑAL


"Una señal, Señor, una tan solo,
una que acabe
con todos los ateos de la tierra;
una que dé sentido
a esta sombría vida que arrastramos"
(MIGUEL DE UNAMUNO)



¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Dad a este mundo esta señal, esta señal que nos provoque
y nos haga sentirnos vivos como los vientos huracanados,
sin que la escarcha de los opresores invadan la atalaya
que deja sin aliento a los pobres ya olvidados.

¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Que falte evidencias en esta noche eterna vivida,
que falten discursos arrebatadores en este mundo sin contagio,
que falten certezas en la vida un poco vivida,
pero que no se cansen los buenos, esos eternos peregrinos de la esperanza,
esos forjadores de las páginas más gloriosas del espíritu humano
que dejan herido en su propio centro el mundo del mal,
que recorre parte a parte cada pedazo de historia, de principio a fin,
sin dejar de estallar en el aire las bengalas del fracaso.

¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Dad a este mundo esta señal, esta señal que nos contagie
y nos deje abrazados en nuestro propio corazón un momento,
sin que los deseos de herir al prójimo fatigue nuestro interior
que lapide lentamente la semilla de lo eterno.

¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Que falten teólogos en esta época necesitada de raíces,
que falten sabios gestadores en este palpitar con ignorancia,
que falten soñadores sin aferrarse a lo presente tan pasajero,
pero que no se cansen los buenos, esos héroes silenciosos en el tiempo,
esos gestadores de un enlace evolutivo más allá de la violencia
que marcan la pausa en los combates de nuestros antepasados,
que invaden cada rincón de la vida, de norte a Sur,
sin dejar de entusiasmar en cada generación sus mejores hijos.


¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen lo buenos!

____________


LOS PASOS DE DIOS



"Mil gracias derramando
pasó por estos sotos con presura
y yéndose mirando
con sola su figura
vestidos los dejó de su hermosura"
(SAN JUAN DE LA CRUZ)


¡Ven, no te pares en la nieve blanca
que tiene frío en sus manos
y garfios sus vestidos!

¡Oh, ven, no te mires en la rosa
que tiene espinas en sus tallos
y gotitas de rocío sus pétalos!

¡Ven, no te sientes en la fuente
que tiene llanto en sus caños
y frescura sus caudales!

¡Oh, ven, vuelve esta noche, ven,
que tengo grandes deseos interiores
de hablarte a solas en mi pecho!

______________


 FE HERIDA



"Pastores los que fuerdes
allá por las majadas al otero
si por ventura vierdes
a aquel que yo más quiero
decidle que adolezco, peno y muero"
(SAN JUAN DE LA CRUZ)



Los dos llevamos una herida profunda
en lo más hondo del corazón,
que apenas sale al exterior por la mañana
para clavarse en las ilusiones secas.

¡Sí, los dos recorremos el mismo recorrido
aunque jamás llegan a abrazarse las manos,
tan apasionadas en el instante de partir
pero tan distante en la búsqueda!

Los dos buscamos la antorcha que nos glorifique
en lo más cercano de lo interno.
Tú eres el Yo con mayúsculas que oculta evidencias
mientras yo reclamo tu beso que me ame.

¡Sí, los dos pensamos que nada puede impedir cruzarnos
aunque el ritmo de esta vida que pisamos jamás lo hará posible,
tan quejosa en el laberinto de los hombres
pero tan compadecida en sus miedos!

___________

EN UNA CRUZ


"Jesús murió porque nosotros matamos
y porque nosotros morimos"
(GONZÁLEZ FAUS)





¿Dónde podré encontrar a ese hombre,
que los hombres diminutos buscan cansandos,
cuando aquellos que admiramos por sus cualidades
le han herido bruscamente las manos?

¿Dónde suplicar en esta historia,
que reclama día y noche amnistía,
cuando aquellos que mueren injustamente
buscan en el recuerdo un consuelo?

¿Dónde satisfacer en este mundo traidor,
que pide compasión a manos llenas,
cuando aquellos que jamás levantan sus gritos
esconden sigilosamente sus lágrimas?

¿Dónde salir a buscar a ese crucificado,
que los dueños de imperios han asesinado,
cuando los pobres de cada orilla
suplican día y noche un enviado?

_______________

LA ESENCIA DE LA RELIGIÓN



                                          "El Dios verdaderamente absoluto tiene que
                                           trascendernos y abrazarnos al mismo tiempo"
                                                         (K. NISHIDA)



Viene cada segundo a nuestras fatigadas existencias
una Presencia que se hace plegaria en ocasiones,
si bien en otras se hace Ausencia que nos aleja,
como el amor no correspondido pero que quema.

Viene ese Silencio cargado de palabras
a nuestro más recóndito centro interior,
si bien el ritmo divino marca siempre su drama,
como los guionistas no olvidados pero que pesan.

Viene cada momento a nuestra ajetreada vida
un Temblor que nos ama por dentro,
si bien la sospecha gestada por nuestros diminutos razonamientos nos invaden,
como la sed no satisfecha pero que amaina.

Viene ese Esperado por siempre a nuestra lucha marcando sus pausas
a los rincones que han dejado nuestros pasos,
si bien deja ansiada pasión en los corazones,
como los amigos queridos pero no cercanos.

___________


CRUZ DE UN DESPERTAR



En el amanecer de mi alcoba
cuando el jilguero y el perro
despiertan de su silenciosa noche
brota la claridad de un verso.

¡Verso de un primer amor!
¡Verso de una primera ilusión!
¡Verso de un primer encuentro!

Y allí estabas tú, corazón mío,
refrescando tu voz y tu alegría.
Y entre ambos,
como un rayo de luz,
apareció la cruz.

¡Cruz de un primer impacto!
¡Cruz de un sol adolescente!
¡Cruz de una vida fugaz!

Era ella, la fibra más auténtica de mi pasado,
el clamor de una exigencia,
el beso de una huida apasionada.

Y allí, como la más ferviente realidad,
yacía El, moría El, vivía El.

Era El en lo más íntimo de mí:
¡Era Jesús, el Crucificado,
pero, en sus ojos brillaba el más claro despertar!

Allí sucedió el primer encuentro,
entre el madero del silencio
y las alegres lágrimas de un hermoso sueño.


Datos personales

Conóceme un poco más