Páginas vistas en total

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Datos personales

MIS LIBROS EN BUBOK

MIS LIBROS EN BUBOK
¡¡¡Descubre mi estantería!!!

3.11.16

EL AMOR TIENE SU FUNDAMENTO MÁS ALLÁ DE LO FINITO

EL AMOR TIENE SU FUNDAMENTO MÁS ALLÁ DE LO FINITO

     Dios, que ha preparado todo para que el hombre y la mujer de siempre fueran encontrando su propio destino, incluso al margen suyo, nos ha repetido por medio de los profetas y de mil maneras en la historia de la humanidad que su amor es un pacto de fidelidad y de alianza incluso más allá de la muerte.
     El amor es el único camino que humaniza al hombre de ayer, hoy y mañana. Sin el amor jamás la historia saldrá de los escondrijos del egoísmo y la envidia, la violencia y la desolación. El amor es "paciente, servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad.  Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta" (1 Cor 13, 4-7).
       El amor jamás encuentra su fundamento en la vida finita del hombre, porque su origen está más allá de lo inmanente y más íntimo que la empatía misma…Y la expresión máxima del amor es el rostro de Dios mismo, que se abaja en su propia dignidad y grandeza para elevar al hombre hacia Él.
     Este abajamiento de Dios, o Kénosis divina, es la que enmarca toda la Encarnación de Dios, asumiendo desde su propia inmutabilidad las categorías de espacio y tiempo en su más íntima dinámica.
     La Encarnación de Dios tiene dos direcciones: Una que abaja al Dios vivo hacia el hombre asumiendo la pobreza y la debilidad de la finitud, y otra que hace elevar al hombre hacia la esfera de Dios como un gran camino de divinización…Y en Cristo, verdadero Dios y verdadero hombre, se dan estas dos direcciones fantásticas de la Kénosis divina.


Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

CANAL DE YOUTUBE

Conóceme un poco más