BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

suscribirse a mi canal

Datos personales

11.5.17

EL MARAVILLOSO DON DE LA AMISTAD

BUENA NOTICIA es un blog de reflexión personal de Francisco Baena Calvo en el marco del Cristianismo. Un blog católico que personalmente creo que vale la pena conocer. Si deseas conocer más sobre el Cristianismo como manifestación sublime del espíritu humano no dudes en entrar en este Blog. Pretenden ser unas reflexiones que tienen en cuenta los valores humanos y cristianos que emanan del Evangelio, de la fe en Jesucristo y del Credo de la Iglesia.



                                  EL MARAVILLOSO DON DE LA AMISTAD




   Cuando el Señor nos concede el regalo de un amigo entonces los pasos inciertos de la vida se hacen más llevaderos y nuestra existencia se ilumina con el don de la compañía íntima que satisface el corazón. ¡”Vuestro amigo es la contestación a vuestras necesidades" (Gibran)!

       “Amigos verdaderos son los que vienen a compartir nuestra felicidad cuando se les ruega, y nuestra desgracia sin ser llamados”, afirmaba sabiamente Demetrio de Falerea. También el libro del Eclesiástico tiene palabras preciosas para el amigo: "Un amigo fiel es un talismán: el que teme a Dios lo alcanza" (Eclo 6,16); "No deseches al amigo viejo, porque al nuevo no lo conoces; amigo nuevo es vino nuevo: deja que envejezca y lo beberás" (Eclo 9,10).

        La amistad es el mayor regalo que podemos recibir en nuestra existencia y el mayor reclamo de la vida es buscar al amigo que sea capaz de iluminar con su sola presencia los huecos de nuestro corazón, porque “un amigo no es aquel que te seca las lágrimas, sino aquel que evita que las derrames” (Anónimo)

        El amigo es un compañero de viaje que contagia con su presencia los caminos del peregrinar que llevamos y en los momentos de dolor está sin preguntar, sin exigir, sin controlar, sin criticar, sin huir. 

        ¡Si, como bien decía Gregor, “Un amigo es mas que un hermano, más que un padre. Bueno, es otra cosa, es un compañero”!

        El amigo es la llama de nuestra hoguera que arde sin consumirse aún sin estar cerca.
      El amigo nos recrimina con la máxima caridad nuestros fallos pero fíate de él cuando te mira a los ojos y te dice verdades como puños. No esperemos un amigo adulador y calculador, ajeno a la verdad y a la crítica. Ya lo decía Alfred de Muset: “Lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice por la espalda”.

      ¡Por favor, si tienes un amigo cuídalo, ámalo, protégelo, invítalo! Será lo mejor que te ocurra en tu vida.



Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. 
Compártelo en las redes.



Conóceme un poco más